Catedral de Durham (año 1093)

La Iglesia Catedral de Cristo, la Virgen María y San Cutberto (en inglés, The Cathedral Church of Christ, Blessed Mary the Virgin and St Cuthbert of Durham),​ generalmente conocida como la Catedral de Durham​​​ es una catedral que se encuentra en la ciudad de Durham, en el norte de Inglaterra (Reino Unido). Es la sede del obispo de Durham, el cuarto obispo en rango en la jerarquía de la Iglesia de Inglaterra. La actual catedral fue empezada en 1093, reemplazando a la «iglesia blanca» sajona, y está considerada uno de los mejores ejemplos de arquitectura normanda en Europa.​ Sigue siendo un importante centro religioso hoy en día. Es la sede del Santuario de san Cutberto.​

Está considerada como uno de los más acabados ejemplos de arquitectura normanda en Europa y en 1986 fue designada Patrimonio de la Humanidad de la Unesco junto con el castillo de Durham.​ Desde lo alto de la torre de 66 metros de altura —a la que se accede por 325 escalones— se puede contemplar el castillo, la localidad de Durham y el área circundante.

La catedral alberga el santuario y diversos tesoros relacionados con Cuthbert de Lindisfarne, un santo del siglo VII, que fueron llevados a Durham por monjes de Lindisfarne en el siglo IX. También descansan en ella la cabeza de san Osvaldo de Northumbria y los restos de Beda el Venerable. Además, su biblioteca contiene uno de los más completos conjuntos de antiguos libros impresos en Inglaterra, las cuentas monásticas anteriores a la Disolución, y tres copias de la Magna Carta.

Desde 1080 hasta 1836 el obispo de Durham disfrutó de los poderes de un conde palatino, teniendo un liderazgo no solo religioso sino también militar y civil para proteger la frontera escocesa. Los muros de la catedral formaban parte del castillo de Durham, una de las residencias del obispo de Durham.

Hay servicios diarios de la iglesia de Inglaterra en la catedral, con el coro de la catedral de Durham cantando diariamente excepto los lunes y cuando el coro está de vacaciones. La catedral es una gran atracción turística dentro de la región, atrayendo a 755.000 visitantes en 2015.​

Ver  Dolmen de Menga (V milenio a. C.)

Catedral de Durham en vídeo

Para desplegar la lista de reproducción de vídeos de Catedral de Durham, haz click en el icono de la parte superior derecha y elige el que quieras visitar.

El origen de Durham como centro religioso se remonta a la antigua diócesis de Lindisfarne, establecida por san Aidan de Lindisfarne a instancias de san Osvaldo de Northumbria hacia el año 635. La sede permaneció en Durham hasta el año 664, en que se trasladó a York, aunque posteriormente fue reinstaurada en el 678 por el Arzobispo de Canterbury. La comunidad de Lindisfarne albergó a varios futuros santos, como san Cutberto de Lindisfarne, obispo de Lindisfarne desde 685 hasta su muerte en las islas Farne en 687, y que es fundamental en el desarrollo posterior de la catedral de Durham.​

Tras repetidos asaltos vikingos, los monjes abandonaron Lindisfarne en el 875, llevándose consigo las reliquias de San Cutberto. La diócesis siguió siendo itinerante hasta el 882, cuando restablecieron una comunidad en Chester-le-Street. La sede permaneció allí hasta el 995, cuando nuevas incursiones vikingas obligaron a los monjes a trasladar nuevamente las reliquias. Según las leyendas locales, los monjes comenzaron a seguir a dos lecheras que estaban buscando a una Dun (color)|vaca marrón dun, y éstas los guiaron a una península formada por un meandro del río Wear. Cuando llegaron a ese lugar, les fue imposible seguir moviendo el ataúd de San Cutberto, lo que interpretaron como una señal de que debían construir allí el nuevo santuario. Una versión más prosaica para la elección de este lugar es su posición fácilmente defendible en lo alto de una colina, y que una comunidad establecida en esos terrenos gozaría de la protección del conde de Northumberland, ya que el obispo, Aldhun, tenía fuertes lazos familiares con los condes. En cualquier caso, en honor a la leyenda, la calle que lleva desde The Bailey pasando por las torres orientales de la catedral hasta Palace Green se denomina todavía hoy Dun Cow Lane, es decir, «calle de la vaca marrón» debido a las vacas de color dun en miniatura que solían pastar por los prados cercanos.

Ver  Cúpula de la Roca (año 687)

Inicialmente se construyó una estructura temporal muy simple de madera para albergar las reliquia de san Cutberto. El santuario fue posteriormente trasladado a otro edificio más sólido, aunque también de madera, conocido como White Church («iglesia blanca»). Esta iglesia fue reemplazada tres años en 998 más tarde por una construcción de piedra del mismo nombre, y en 1018 ya sólo faltaba por terminar la torre oeste. Durham pronto se convirtió en un centro de peregrinaje, favorecido por un culto creciente a san Cutberto. El rey Canuto fue uno de los primeros peregrinos, y garantizó privilegios y tierras a la comunidad de Durham.​ Tanto la importancia religiosa y económica como la posición estratégica de la catedral ayudaron a que surgiera un pueblo su alrededor, que es el núcleo de la ciudad moderna posterior.

La catedral actual fue inicialmente diseñada y construida bajo el mandato del primer príncipe-obispo, Guillermo de San Calais o San Carilef, nombrado por el rey Guillermo el Conquistador en 1080.​ Desde aquella época, ha habido grandes adiciones y reconstrucciones de algunas partes del edificio, pero la mayor parte de la estructura sigue siendo fiel al diseño normando. La construcción se inició en 1093 por el extremo oriental. El coro fue terminado para 1096 y las obras continuaron en la nave central cuyos muros fueron terminados para el año 1128, y la alta bóveda terminada por 1135. La casa del capítulo, parcialmente demolida en el siglo XVIII, fue construida entre 1133 y 1140.​ Guillermo murió en 1096 antes de que se terminara el edificio, dejando la responsabilidad de la construcción a su sucesor, Ranulfo Flambard, quien también construyó el puente de Framwellgate, el primer cruce del río Wear en la ciudad. Tres obispos, Guillermo de San Carilef, Ranulfo Flambard y Hugo de Puiset, están todos enterrados en la Sala Capitular reconstruida, que se encuentra frente al claustro.

Ver  Big Ben (año 1858)

El edificio es notable por la bóveda de su nave principal, con arcos apuntados transversales apoyado alternativamente en columnas relativamente finas y en columnas gruesas, y con arbotantes ocultos en el triforio, sobre los pasillos. Estas características parecen ser precedentes de la arquitectura gótica que se extendería por el norte de Francia unas décadas más tarde, sin duda debido a la influencia de los canteros normandos involucrados en su construcción. Sin embargo, en general, la catedral de Durham pertenece propiamente al estilo románico.

Catedral de Durham (fecha: año 1093). Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Foto:

Catedral de Durham

Cultura/estilo: Románico. País actual: Reino Unido.

El arte románico fue un estilo artístico predominante en Europa Occidental durante los siglos XI, XII y parte del XIII.

El arte románico fue el primer gran estilo claramente cristiano y europeo que agrupó a las diferentes opciones que se habían utilizado en la temprana Edad Media (romana, prerrománica, bizantina, germánica y árabe) y consiguió formular un lenguaje específico y coherente aplicado a todas las manifestaciones artísticas. No fue producto de una sola nacionalidad o región, sino que surgió de manera paulatina y casi simultánea en España, Francia, Italia, Alemania y en cada uno de esos países surgió con características propias, aunque con suficiente unidad como para ser considerado el primer estilo internacional, con un ámbito europeo.

Surge como consecuencia de la prosperidad material y de la renovación espiritual que inspiró la construcción de gran número de iglesias y de edificios religiosos.
Las primeras construcciones se hicieron en Lombardía, Borgoña y Normandía. Desde allí se difundió por toda Europa, debido a:

Si te gusta, ¡comparte!

Tus amigos te lo agradecerán
close-link

Pin It on Pinterest